Crónicas

Déjanos tus impresiones, cuéntanos tu experiencia aplicando lo que has aprendido. Desafío intenso? Cuéntanoslo. Envíanos tu crónica por E mail y la publicamos.


Canfranc-Canfranc

Por Pablo Teijeiro

 

Muy buenas Doc, te resumo la aventura

 

 

 

Pues nada, tuvimos suerte y el tiempo cambió a un día vista de empezar la carrera, hubo tormentas y teníamos miedo de que tuvieran que anular sectores altos por rayos que nos podían coger en la segunda noche.

 

 

 

Así que salimos a las 12:00 de la nuit y con un ligero frío y con viento leve, pero poca cosa de ambos. Yo me encontraba bien, creo que demasiado feliz ...Ritmo rápido en la salida y empezamos ya a subir el primer pico de mas de 2000, y fui demasiado rápido para mi y para como yo tengo que ir en estas ultras duras. Total que me di cuenta tarde cuando iba sudando como un caballo, empezó a hacer frío por la altitud y algo de viento y me tuve que poner el cortavientos, pero demasiado tarde. Después de 1 hora rápida baje algo el ritmo, pero no mucho, y debería haberme tranquilizado porque me empezaba a pasar factura, me notaba con un leve mareo y una muy leve falta de coordinación y reflejos.  Sobre 3 horas cresteando y recupero un poquito pero comenzamos a bajar para llegar a Canfranc el pueblo viejo original y me noto otra vez igual...ya me empiezo a preocupar...en estos dos frenazos de ritmo me adelantarón dos grupos, medianos, pero en fin...eso ahora era lo de menos.

 

 

 

Acabo de bajar, bajada larga pero corrible y no excesiva pendiente ni demasiado técnica. En el avituallamiento de Canfranc paro un pelín de mas para mi costumbre pero na, sigo mas o menos ok. Empezamos la subida al Pico Collarada, 2886m, es muy larga y con mucha pendiente, 7 km a saco paco pero la verdad estaba deseándolo porque es lo mas fuerte y como que crees que te pones casi en media carrera y es mentira cochina , pero da un subidón bueno coronarlo. Peeeero leches, me volvió el mareo aunque el estómago se calmó porque subiendo el primer pico me dolía algo por el sudor frío y yo creo que corté la digestión, por el cuadro que tenía(flato, dolor, sudor frío, mareo...). Total que a media subida tuve que parar...pero parar de verdad y descansar un minuto, que se me hizo eterno pero me vino genial. En este momento me alcanzó Blas, un corredor gallego que organiza muchos trails y me preguntó como iba y le dije que estaba mal, que estaba raro de cabeza...bueno, aprovecho para sacar unas fotos y corono Collarada, y me siento bien y bajo a ritmo, esa bajada es canchal roto roto y nada homegéneo, pero aun así le doy cerita y me papo a un grupo, el tercero que me había adelantado cuando paré en Collarada. 

 

 

 

Aquí ya voy pensando en no acelerar demasiado aunque me encuentro bien, pero por si las moscas. Otro avitualle y cambiaron recorrido del año pasado y nos menten el tercer, cuarto, quinto y sexto pico cresteando por encima de 2300 metros, y la subida se nota que pica parrriiiiiiba, jjje. Y voy normal, a mi ritmo casi, pero bueno, poco se puede correr rápido en estas crestas asique na, voy manteniendo. Hay un corredor sentado en la cima y justo veo un rebeco cerca de el, una gamuza para ser exacto, y hay unas vistas impresionantes a todos los lados de la cresta que mires, estamos sobre 2400 y se ven cumbres a los cuatro vientos.

 

 

 

Otra bajada fuerte y larga con alguna zeta y acabamos también en otro ibón como en la bajada del Collarada. Bueno, ahora tocaría una subida larga pero suave por un valle hasta la estación de skí de Formigal...pero también variaron algo el recorrido y vamos por el lado derecho según subes y tenemos que subir una cima mediana pero que no esperabas y al final del valle vuelves a subir a cresteo pero suave aunque sigues acumulando desnivel a toda pastilla. Bajada a Formigal y son las 5 de la tarde ya, pero voy contento porque es un tiempo aceptable y mas o menos el que había hecho el año pasado. Es la primera bolsa de vida y el km 50 aproximadamente, con loq eu como decía Paco Sensei, tiempo de descuento ya lo que queda. En esa bolsa de vida me cambio la camiseta porque voy empapado y aprovecho para comer pasta y descansar algo, calculando que se me eche la noche justo en el mismo sitio que el año pasado, y así sería. Con estos kilómetros y la sudada padre que llevo, tengo ya la ingle derecha en carne vivaaaaarrrrr, pero esto es así y ya era esperado....eso si...empiezo a parecer un vaquero caminando y corriendo intentando separar las patas para evitar roce.

 

 

 

Salgo de Formigal y veo encima de mi un quebrantahuesos, chulísimo, le hago fotos pero se ve lejísimos...ahora después de pasar un collado se baja hasta coger la senda de subida al Anayet, al vértice de Anayet, otro 2500 aprox pero que a mi este no se me hace pesado, cero que porque ya pasas la mitad de la distancia y hay unos ibones y unas cimas impresionantes que te van distrayendo.  Bajada del Anayet, y es verdad...iba seco de líquidos y antes, justo al empezar la senda al lado de dos regatos bebí agua de uno de ellos que parecía el que menos riesgo de contaminación por heces de ganado tendría...recuerdo que bien, sabía bien y no tuce dolor de estómago. Bajada muy empinada desde Anayet a Canal Roya, y larga, pero ritmo aceptable. Al llegar otro avitualle y rápido salgo para Larraca, un telesilla alto de nuevo donde si se me hace noche, pero sólo sopla un ligero viento y frío nada, normal. en Larraca hay control de paso pero nada mas, empezamos el CRESTEO...telita, porque sumando ya llevas 75 km o 70 oficiales, cansancio, y no te esperas hace un cresteo largo largo con subibajas de al menos 6 cimas también de mas de 2000m y con patio a ambos lados que con todo lo que que llevas y de noche cerrada parece todo mas de lo que seguro que aparenta...pero claro, yo ese tramo no lo hice el año pasado y la caída ladera abajo parece que con una te llegaría para no necesitar otra...jjje

 

 

 

Se va haciendo un circo, el de Candanchú, se pasa un control de paso pero también sin nada y luego vendrá otro pero con avituallamiento justo después del último pico donde literalmente de lo empinada que es la cresta y piramidal, tienes que poner el pie derecho en un lado de la cresta y el izquierdo en otro...y cuando enfocas con la luz frontal  a los lados de la cresta vuelves a ver la leche que te papas si no te concentras en ir por donde debes...la verdad que unos kilómetros antes tuve que pensar en concentrarme y olvidarme del patio y del riesgo y tirar palante a ritmo, y que si vas ahí es para lo que es y menos tonterías y espabilate.

 

 

 

También es cierto que hay malestar en los corredores que me alcanzan en este avituallamiento precisamente por el riesgo que hay que parece innecesario a estas alturas de carrera. De hecho, uno de ellos está abatido y se retiró justo después de acabar este cresteo...yo pensé que era algo triste pero cada uno sabe como va y aparte, no era el último cresteo algo expuesto, había aún otro mas...así que hizo bien porque en el otro se podía haber bloqueado y entonces si se lía parda.

 

 

 

Bien, se ve que hay tormenta eléctrica por la cumbre del Aspe, un 2600 que yo iba rezando casi ya para que o llegara fresco o no tuviera que subirlo por la tormenta...porque veía que me estaba retrasando en el tiempo y me daba miedo el limite de corte que recordaba eran 36 horas. Entonces aprovecho eso para motivarme, que con las horas que viene ya hay que echar la carne en el asador. En este avituallamiento un soldado muy dispuesto a ayudar me venda la ingle que ya empieza a asustar lo ulcerada que está y aparte que ya me duele de verdad. Salgo pitando porque paré mucho y recorro bastante distancia con el ultimo cresteo técnico y alto y algo pesado ya, y voy bajando y subiendo buscando las señales fluorescentes a lo largo de valles amplios que te exigen estar atento para no perderte y mantener el ritmo decentemente sin tener que rectificar, lo cual si molesta la leche. En esta especie de bajada hasta Candanchú me van adelantando y yo despés a ellos una pareja, el francés y ella española, nos vamos siguiendo en la distancia para comprobar los 3 que vamos ok, porque hay momentos de duda. Al fin llego a Candanchú sobre las 5 de la mañana creo y pregunto por el corte y me dicen que voy bien, que no hay problema, pero que yo ya no subo al Aspe por los rayos...UFFF pienso, pero a la vez me da algo de rabia. Aún así como bastante y me cambio porque es la segunda bolsa de vida y salgo zumbando, ahora ya creo que llego a las 8 de la mañana a Canfranc, 3 horas de darle caña y creo que puedo mantener el ritmo, así que a darle. 

 

 

 

Tengo que subir a la Tuca Blanca, telesilla en las faldas del Aspe, y es un paisaje karstico muy chulo, con toda una loma enorme de caliza muy erosionada pero que se puede casi ir a ritmo, eso si, hay que caminar mucho porque tiene mucha pendiente. paso por dos ibones en el trayecto, y en la primera parte mientras voy subiendo y cogiendo de nuevo bastante altura miro a veces para atrás porque ya voy algo picado para que nadie me adelante, ya que me noto que puedo ir a ritmo. El camino es algo enrevesado, como zetas y subiendo y bajando siempre da la sensación que hay que sacar kilómetros y desnivel a toda costa. Llego al ultimo avitualle justo antes de que se ponga a llover y me hace gracia que tengan huevos fritos y al preguntarme de donde soy me gritan" por fin encontramos al de Lugoooo"...jajajajajajaja...total, que salgo y se bien el perfil que queda, lo recuedo de la charla técnica y del plano de la web, subida muy empinada y corta y bajada de 7,200km  a fuego el que pueda. 

 

 

 

En la subida dichosa veo uno que va delante y me propongo cazarlo pero según llueve mas fuerte y veo que mi potencia está justita me doy cuenta que tururú...la subida ya te va llegando, es lenta porque vas casi haciendo tu el camino entre roca a modo de baches y estorbos y vegetación, es tan empinada que en ocasiones tengo que usar manos. Al fin llego al collado y cojo algo de ritmo pero empieza la bajada y empiezo a resbalar pero sobre todo a perder la paciencia con las curvas...172 curvas que hay que dar en la bajada, haciendo zetas tan suaves que no pierdes altura casi...el camino lo han hecho al reves para que todo el mundo pudiera subir esa pendiente, pero es que no se acaba nunca macho...

 

 

 

Empiezo a ver la estación de tren de Canfranc y algunos edificios, así bien, si llego a las 8; por cierto, el reloj se me quedó sin bateria en Larraca, desatroso, le apague el GPS para ver si al menos seguái con el reloj normal y llevar la referencia de la hora pero na de na...pa matarlo, el pedazo Suunto 9 que pille para cagarla así...ja me maten!!! Total, cuando ya estoy muy cerca de algunos edificios si hago mi primer cambio serio de ritmo, bordeo un edificio y hay dos voluntarios que me indican la dirección y yo vislumbro meta sobre 850 metros de distancia, así que a morir ahí en la recta falso llano y voy dándole bien, supongo que a 4:50 o así y veo a dos amigos que me acompañaron a la carrera, uno vive en Jaca y otro en Coruña, y entro al sprint como de momento soy capaz de hace siempre. Tiempo total un desastre, 32horas 8 minutos...penoso pero pude acabar pese a los líos típicos de estas distancias. Por cierto, mi amigo de Jaca es colega tuyo, Alberto de Dios Romero.

 

 

 

Bueno, pues contento pero con la sensación de haber hecho la novatada del siglo...increible con las carreras que llevo...nunca te puedes descuidar en alta montaña.

 

 

 

Participé en un estudio de SNA de la Universidad de Zaragoza, llevando una banda de pecho Polar para registrar frecuencia, cuando tenga los resultados te los envío, supongo que te servirán aunque sea por curiosidad científica.

 

 

 

Un abrazo y seguimos en contacto, espero que todo genial

 

 

 

Pablo

 

 

 

Esta vez el Ironman de Vitoria tuvo un final feliz.

Ale se tomó la revancha del año anterior, no resultó fácil, pero con valentía y mucha convicción ha logrado su completar su desafío. Cruzar la meta!

Porque no todas las crónicas van a tener un final feliz..... 


Episodio II. El despertar de la fuerza!!!
Viernes 7 Julio
 
Ahí estamos un año después del intento fallido de finalizar un Ironman, preparando todo para partir hacia esa preciosa tierra que es el Pais Vasco. Esta vez bien acompañado por mi mujer y mi hija pequeña.
Salimos sobre las 14:00 de la tarde, viaje tranquilo y llegada a Vitoria sobre 20:30.. quién dice 20:30 dice también 21:00..
Paseo y una buena cena...a que se va al Pais Vasco sino!!
Sábado 8
Empezamos ya con los nervios, ahora si, retirada de dorsales, dejar la bici en la T1 y las zapatas en la T2.. todo el día amenazado lluvia pero temperatura agradable..
Domingo 9
Llega el día, el día de quitarse esa espina clavada del año anterior que una mala pisada hace que el tobillo no resista la carrera a pie. Nervios pero a la vez tranquilo..
Llegamos a Landa y ambientazo... alguien lo dudaría?? yo no. Revisión de Bici, preparar la bolsa para la transición... neopreno... y venga! preparados para calentar y tomar la salida....
Empezamos!!!
Natación:
  3.800.. al contrario del año anterior, esta fue una natación "sucia", mucho toque y mucha parada..  la segunda vuelta fue un poco mas "limpia" pero por decir algo... la natación salió en 1h19, lo importante era calentar y no fundirse.
Bicicleta:
  180Km con una buena temperatura, en partes bastante viento en contra (para mi)  con el que costó ir "relajado". Van pasando los Km si ningún tipo de problema.. voy toda la carrera viendo a mucha gente y me hace sentirme mejor ya que veo que no se me despegan de mi y no quedo solo en la llanura alavesa, que aunque es muy bonita tampoco es plan de no ver a nadie...
Nos vamos alimentando y bebiendo según lo programado aunque sobre el Km 80+- empiezo a sentirme algo empachado con lo que reduzco la ingesta de comida pero no así la de la hidratación.
Al final llegada a Vitoria en 6:59.. 23 minutos menos que el año pasado!! genial!! significa que algo más he mejorado!
Carrera:
  Empezamos... me siento bien en los primeros Km.. pero c*..ño! lo que es la cabeza... al llegar al fatídico km 3-4 aparecen los fantasmas del año pasado... empiezo a recordar lo que me sucedió y me vengo abajo.. así hasta salir de ahí sobre el km 6 que empiezo otra vez a correr.... eso si, el estómago empieza a incordiar ... se cual va a se la consecuencia de eso pero con los ánimos de mi mujer y cuñados tiramos para adelante... 
2ª vuelta.. empieza el calvario.. km 16.. después de un avituallamiento el estómago dice "hasta aquí" y tengo que agarrarme al primer árbol que encuentro y confesarme con él.. me decía que estaba débil y yo generosamente le alimente de sales y reconstituyentes.. le estaba dando la vida a el árbol pero el me la estaba quitando....
3ª vuelta... segundo con el mismo calvario que en la segunda vuelta, en esta aumentamos a dos confesiones.. pero para fastidiar un poco mas, descarga una tormenta de narices y empieza a llover con ganas.. con lo que voy regalándole a los árboles vuelta tras vuelta y ahora la lluvia cojo bastante frío.... las fuerzas ya no se donde las tenía pero continúo..
4ª y ultima vuelta... por mis narices que acabo.. aumentamos en estos últimos 10,5Km a tres confesiones..pero lo tenía iba a acabar si o si y así lo hice.. entré or la meta en un tiempo de 14h51m... 40-30 minutos más de lo que tenía pensado...
Me da igual ser penúltimo o primero.. solo sé que puedo decir que finalicé un Ironman...
Gracias Cardio Baiona por enseñarme cuales eran mis ritmos.. pena que en la carrera a pie se fuera todo al traste... 
--
Alejandro

Un Crack que ha ido a entrenarse a la Vig Bay

Pedro un fenómeno fisiológico, se ha ido a correr una pachanga de 21 kms......

Buenas de nuevo Diego,

La Vigbay genial, terminé la carrera en 1h24'44". El ritmo médio de mi reloj fue 3"59/km porque me salieron algunos metros más, aunque en la página de resultados del evento fuera 4'01" para 21,1km, imagino (https://championchipnorte.com/resultados/xviii-medio-maraton-gran-bahia-vig-bay/medio-maraton/dorsal-5334).

Corrí bastante cómodo, podría haberme exprimido más. Encontré un compañero con una meta similar (bajar la 1h25') y decidí matar dos pájaros de un tiro: entrenar a 4'00" como me aconsejaste y ayudar a mi compañero a no salirse de este ritmo.

Muy satisfecho, bajé 4' mi mejor marca y ayudé a un amigo. Si no hubiera ido ahí el viernes seguramente saldría con todo metido, reventaria y iría arrastrándome hasta meta (dejo un foto de la llegada).
Muchas gracias por todo

Un saludo
Pedro


No todas las crónicas van a tener un final feliz: Ironman de Vitoria

No todas las crónicas van a tener un final feliz....
Viernes 8 de Julio 
Salida de Vigo el viernes a las 7:45 destino Vitoria y llegada a las 16:25, durante este tiempo sentado en el tren uno piensa de todo.. iré bien entrenado? podré acabarlo? qué tiempo tendremos? hará calor? me hidrataré correctamente... y un sin fin de preguntas más, con todo, cuando me doy cuenta estoy en Vitoria. Una vez allí me saluda el calor y el viento.. y mi primer pensamiento es.... como haga este viento el domingo en la bici voy a morir!!.
Aprovecho para andar un poco y estirar las piernas, llego a la Plaza de España, veo como empiezan los trabajos de montaje y justo al lado, la expo donde me inscribo... recojo el dorsal y venga, una cosa menos, ahora camino al hotel.
Espero en la terraza del hotel a que llegue mi cuñado, a eso de las 21:00 aparece por allí, deja las cosas en el hotel y nos vamos a cenar.. 
Sábado 9 de Julio
Aprovecho a dormir bien ya que la siguiente noche iba a ser muy corta, me levanto sobre las 10:00, a desayunar, voy con mi cuñado a la expo a que se registre, luego a la 13:00 nos vamos a la charla técnica la cual resultó ser muy amena la verdad, luego a picar algo y a dejar ya las bicis en la T1, allí vemos todo el despliegue que hay, el área de transición es inmensa y es la primera vez que me doy cuenta en dónde me he metido, una sensación de nervios y ganas de que llegue el domingo se juntan y provoca ese cosquilleo en el estómago que todos conocemos.. no?
Luego vuelta al centro, ir a la T2 y dejar allí la bolsa con las zapatillas, gorra.. crema... y a tomar una clarita para calmar los nervios y el calor, luego al hotel, cena especial triatleta (platos contundentes la verdad) y para la habitación.
Domingo 10 de Julio ...Día D
Las 5:00 de la mañana, me doy cuenta que he dormido mas de 6 horas seguidas! no me desperté en ningún momento con lo que descansé perfectamente... primera prueba superada!! a las 5:30 bajo a desayunar... no me entra nada la verdad, pero meto unas galletas, leche, tostadas y vuelta a la habitación, recoger la bolsa y para el autobús que ya estaba esperando, son las 6:40 nos montamos y empiezas a ver las caras de los demás... te das cuenta que no eres el único nervioso y eso me calma...se respira un ambiente de nervios, risas histéricas, resoplidos...
Avanzamos hacía el embalse, hay una niebla muy densa y uno piensa si no habrá problemas para la salida....
Llegamos a Landa, entramos en la T1, comprobamos la bici y dejamos todo preparado, comida, bebida, ruedas.. tocas la bici cada segundo... (va a ser que estamos nerviosos jajaja) son las 7:40, ponemos neopreno y empezamos la espera, la salida FULL será a las 8:20, pero estando en la orilla no vemos ni la primera boya por culpa de la niebla, por megafonía comunican que se retrasa 15 min la salida, más nervios...vuelven a comunicar que se vuelva a retrasar, que el HALF saldrá a 8:45 y el FULL a las 9:00, los nervios se empiezan a disparar.
Al final la niebla va desapareciendo y nos ponemos ya en la cámara de salida, agua a 20 grados, dan el bocinazo y allá vamos!!
Natación:
  Una natación muy limpia sin golpes el agua perfecta, disfruto mucho esta primera vuelta, voy muy cómodo y reservando todas las fuerzas que pueda, hago la primera vuelta en 37 minutos, salimos, pasamos por el arco, saludamos a la gente y vuelta al agua para la segunda y última.. si la primera fue limpia, la segunda mucho más, así que la hago un poco más rápido en 35 minutos aquí la niebla ya era un recuerdo.
Bicicleta:
  Empezamos la parte más larga y más complicada, aquí hay que beber mucho y comer, .lo tenía organizado, cada 5 minutos agua y cada 15 mi preparado y cada dos 2h una capsula de sales, en cada avituallamiento, paraba, rellenaba todo y pedía crema me estaba quemando, el sol era de justicia y el calor... por encima de los 30, una auténtica locura, por eso había que controlar muy bien la hidratación, la comida y por supuesto las pulsaciones, aquí haciendo caso a mi cardiólogo preferido, no sobrepasar las 159ppm y sacando algún repecho, ahí estábamos.. manteniéndolas... 
Así fueron pasando los Km y también fue aumentado el viento, un viento del norte cada vez más fuerte que hacía en ocasiones ir "parado", pero nada, a apretar dientes y tirar millas!, al final, una media en pulsaciones 150! perfecto!! 7 horas que para mí y tal cual era el circuito (rompe piernas) y sumando el viento y el calor quedé encantado y más viendo que voy con mucha fuerza y aunque cansado creo que puedo conseguir acabar la prueba
Carrera:
  Salgo de la T2 cambiado, empiezo a correr, unas sensaciones buenísimas y controlando mis pulsaciones, no subamos de 164!! y lo voy consiguiendo, a 150 y un ritmo mas que aceptable, muy contento...hasta que llega la desgracia... piso mal, doblo tobillo, pinchazo en la parte interna...comienzo a andar...llego al control de los 2km andando y con pinchazos....me repongo un poco y sigo corriendo.. Llego al segundo avituallamiento, como, bebo, sigo corriendo y empiezo con el dolor... cogeo.. y un voluntario me dice que pare, que llama al médico... ahí paro y entre que llegan, me ven.. pasan mas de 50 minutos, estoy frio pero por mis collons sigo y empiezo la carrera otra vez... pero a los 11km el tobillo dice que no quiere seguir, ni en carrera, ni a trote ni andando.... adiós al sueño de finalizar mi primer Larga Distancia...
Físicamente iba muy bien, iba disfrutando (lo que se puede en estos casos) pero algo que no se puede entrenar te hace abandonar... impotencia, rabia... lloros... recuerdas todo lo que has entrenado, todas esas horas, madrugones y lo único que hago es echar la lágrima...
Esperemos que para el año pueda volver  a hacerlo, ante todo que tenga ganas de prepararlo, por ahora solo apetecen cervecitas al sol :)
Gracias a Cardio Baiona por los consejos y los ritmos de carrera, siguiendo esas pautas llegué muy fresco y descansado, aquí te das cuenta de lo importante de ir a tus ritmos.
AFF.

 


Crónica de Un virgen:                                                                   Iron Man das Pontes de García Rodríguez  25/06/16 (Licande)

Iré al grano. Son las 6 de la mañana y nos encontramos en el famoso lago que tanta veces soñara y observara en fotos, está amaneciendo todavía. Se palpa tensión, nervios pero se aprecia un ambiente espectacular,  la  excelente organización del evento es uno de los principales motivos.

 

Accedemos al recinto, preparamos el material y nos enfundamos el neopreno. Aparentemente esta todo correcto y en su sitio. Hablas con uno y con otro, realmente estas haciendo coleguillas que luego harán tanta falta en la infinidad de kilómetros. Me quedo con caras y detalles que me resultan interesantes pero q me los reservo. TODO OK, salimos del recinto y nos dirigimos a los roperos a dejar el restos de material (162). Todo esto rodeado de una compañía grata como fue mi madre y mi novia J, alguna que otra foto para el recuerdo y a probar que tal está el agüita. Temperatura óptima y el agua calmada, nos llaman por megafonía para que cada uno de nosotros se ponga en su puesto y para antes dar paso a nuestros compis del 70.3 que empezaban 15 min antes.

 

Ya todos en la orilla, anda un DRONE dando guerra, abrazos y saludos cordiales con los  triatletas que te rodean y ya no queda nada…2min buff!! Pistoletazo de salida, vamos con calma, la natación no la habíamos entrenado mucho pero es algo que en general la gente le da poca importancia. Primeros metros e intento ir con precaución por los golpes y atropellos pero no tengo queja, llegamos a la primera boya y sobrevivo al tumulto. El segmento se me hace cómodo, cojo mi ritmo, me oriento bien y tiro. Salgo de agua en la primera vuelta y en el pasillo habilitado para salir y volver a entrar en el agua me tropiezo y me caigo (lambón). Recupero algo y me voy a por la segunda. Cómodo, sin volverme loco, no merece la pena y disfruto sobre todo del amanecer. Esto se esta acabando, posición 70 de 200 en el agua, entro en boxes y me convierto en ciclista ( abrocha el cascooooooooooooo!! – arbitro), ya se me olvidaba con el ajetreo.

 

Tramo de enlace para calentar piernas y empieza lo bueno. Primera vuelta, reconocimiento del circuito y me quedo perplejo. Toboganes y más toboganes, me parto jaja. Malo será me digo a mi mismo, van pasando los km y las vueltas pero empezando la tercera se pone a llover bastante y todos empapados. Se me empiezan a dormir las manos  y los pies pero seguimos ahí. No para y llegan peores noticias, calambres es las manos, me empieza a fallar la cabeza. Mucha lluvia, empapado y con demasiado frio durante casi una hora, me planteo retirarme si el tiempo no mejora y toco fondo anímicamente. No me podía retirar joder, que menos que acabar la bicicleta que tantas horas le había dedicado estos meses previos. Paso por el avituallamiento, km 135,  donde se encontraba mi madre  y mi novia y mi cara lo dice todo, rompo a llorar pero sigo, mucha emoción mezclada en estos momentos con tristeza. Llevamos 6h de competición y estoy derrotado mentalmente pero sigo pedaleando. Cuarta vuelta, para de llover, el compañero de delante coge un bache y se le caen el botellín que casi me como y  que me hubiese costado una caída buena pero hubo suerte y logré esquivarlo. Empiezan los toboganes y con ellos entro un poquito el calor, el cuerpo empieza a reaccionar y las piernas nos responden mejor, después de estar hundido, me sabe a gloria y me vengo arriba de ánimo, ya que, las piernas siguen respondiendo bien. Supermotivado sigo pedaleando pero esta última vuelta se esta haciendo eterna, ya ni los voluntarios animan jeje. Veo compañeros con averías, otros con rasguños por eso que te sientes privilegiado aun pasando el calvario de hace unos minutos. El estomago también se comporta, me estoy hidratando bien y comiendo bastante. últimos kilómetros, bajadita y ya estamos en boxes. 

 

Los calambres pasaran pero las manos aun así seguían heladas, ni Compeed ni medias de compresión para la carrera a pie, no  hubo manera de ponerlas L. Intento estirar un poco los cuádriceps y casi la lio con el isquio que me hace un amago de subírseme uuuuuuuuuuiiiiiiiiiii!!!!! Paso de todo, me ato las zapas como puedo y empiezo a trotar. Al incorporarme al circuito me vuelvo a cruzar con mi gente y me sale la llorera otra vez. Después de haberlo pasado tan mal, me sabia a triunfo el haber llegado donde estaba pero quería acabar la prueba. Primera y segunda vuelta de la maratón, un ritmo elevado me pasa factura de nuevo. KM 20 y me derrumbo de nuevo, peor que la anterior, esta vez si q estoy totalmente OUT, paro, quiero tirar la toalla pero algo, no se el qué, me dice que no lo haga. Hablo con mi chica (bendita ella), me da fuerzas y ánimos pero no me llegan a nada, me sigue insistiendo, pasan compañeros por mi que también me animan ¿ Que me estaba pasando?. A día de hoy aun no se como saque coraje y ganas para seguir corriendo, la dichosa y crítica tercera vuelta y en ella estaba la clave. Poquito a poco la voy completando parándome ya a menudo. Van 32 km y me duele todo, nunca pensé que se pudiese sufrir tanto. Y aquí una de las claves, me había pasado casi todo el segmento a pie en solitario y en los últimos 10 km, me uno a una grupeta que me acogen con todas las ganas porque volvía a estar parado y desolado. Eso si que son compañeros de verdad y lo que hace bonito un deporte como este, me dan la vida completamente y hasta nos hacemos bromas acabando la maratón, todo esto a un ritmo hipermegalento, eso si. Éramos 4, a uno de ellos aun le quedaba una vuelta, por lo que nos quedamos 3, son los últimos km y nos emocionamos solo con pensar en el arco de meta, grandes compañeros pero también grande personas que fueron mis ángeles de la guarda. Todos teníamos a nuestros familiares queridos en meta y deseáramos meses estar ahí, nos despedimos porque cada uno quería su momento de gloria con ellos. A mi aun me esperaba una sorpresa más, uno de mis mejores amigos estaba allí, uno de esos con los que con la mirada te entiendes y es tu alma gemela, que alegría!.

 

Cruzo el arco de meta, 12h 31 min , no me lo creo, cuanto sufrimiento en tan pocas horas que se convierten en felicidad plena a modo de recompensa. Me paro, camino y llego a pocos metros de mi madre, no puedo más, tobogán de emociones durante toda la carrera habían invadido mi cuerpo y mente y acabo por explotar. Lloro y lloro y te quedas tan a gusto, no hay vergüenza ¿ por que iba haberla? Y todo por lo que había luchado estos meses y el tiempo que habías sacrificado, no solo tuyo, sino el de compartirlo con los demás cobra sentido.

 

Y lo más importante, mi compañero y amigo Adrián, también lo había logrado. Estábamos acabados pero pletóricos, era un día para el recuerdo…quizás de los más felices de nuestras vidas porque aun teniendo poca experiencia en este deporte, lo amamos con locura y eso es con lo que nos quedamos!

 

Abrazos , te quieros y muchos besos que hoy se aprecian más que nunca y que sabes que son verdaderos porque sabes que la gente que te ha apoyado en este día es para toda la vida y yo los quiero para mi. SIMPLEMETE SOIS LOS MEJORES, OS QUIERO!

POSDATA: Y que decir de los voluntarios y organizadores, impresionantes, sabias que te estaban mintiendo cuando te animaban pero en sus ojos veias el reflejo de la ilusión que tenían en que cada uno de nosotros cumpliéramos nuestro sueño. MIL GRACIAS!